Ir al contenido principal
none

Infecciones en la piel

Las infecciones cutáneas ocurren cuando los gérmenes dañinos —generalmente bacterias, hongos o virus— ingresan por un corte o ruptura de la piel y logran crecer. Muchas infecciones cutáneas responden bien a remedios simples de venta libre, pero a veces se necesita un tratamiento con antibióticos. Aprenda más sobre las causas de las infecciones cutáneas, qué esperar y algunos pasos simples para mantener su piel limpia y saludable.

Causas

Las bacterias, hongos y virus, generalmente, son los culpables de las infecciones cutáneas. Como todos los gérmenes dañinos, se pueden transmitir de persona a persona por el contacto de la piel, y también alrededor de la casa por nuestras manos, ropa, mascotas, alimentos y objetos domésticos. Hay varios tipos de infecciones cutáneas, y el tipo de infección depende del microorganismo que la causa. Algunos tipos de infecciones cutáneas comunes son:

  • Forúnculos

    Un Bulto rojizo y doloroso en la piel, que generalmente se desarrolla en el cuello, cara, axilas o nalgas.
  • Celulitis

    La celulitis es una infección bacterial de la capa profunda de la piel (dermis) y de la capa de adiposa y los tejidos blandos (tejidos subcutáneos) que se encuentran debajo de la piel
  • Tiña

    La tiña es una infección micótica que generalmente afecta las partes expuestas del cuerpo, tales como las piernas, los brazos o la cara, y causa un sarpullido rojizo con forma de anillo.
  • Pie de atleta (tinea pedis)

    El pie de atleta es una infección micótica que generalmente causa picazón, ardor y descamación o ruptura de la piel entre los dedos de los pies.

Síntomas

Los síntomas varian dependiendo del tipo de infección, sin embargo, algunos síntomas comunes son:

  • Ampollas
  • Picazón
  • Irritación
  • Dolor y malestar
  • Ardor
  • Pus
  • Sarpullidos

Si sufre alguno de estos síntomas, consulte a su médico, ya que puede necesitar un tratamiento con antibióticos (comprimidos o crema) para tratar la infección cutánea antes de que se torne más seria.

Consejos de prevención

  • Lávese las manos:

    Las infecciones cutáneas son altamente contagiosas, así que recordar lavarte las manos frecuentemente con agua y jabón.
  • Báñese con frecuencia:

    Las infecciones pueden ocurrir en cualquier parte de su piel. Lávese frecuente y minuciosamente para eliminar los gérmenes dañinos y las bacterias.
  • No comparta:

    Si alguien en su casa sufre una infección cutánea, lave minuciosamente todos los objetos que ha usado esa persona —tales como sábanas, toallas, vasos y cubiertos— antes de usarlos.
  • Primeros auxilios:

    Los gérmenes pueden infectar cortes y raspones fácilmente, así que si se lastima, limpie la herida y aplique un antiséptico para eliminar los gérmenes que pueda haber, luego cúbrala para impedir el acceso de la suciedad y otros gérmenes.

Mitos y verdades

P. Solo los atletas pueden tener pie de atleta No es cierto. El pie de atleta obtuvo su nombre porque el hongo que causa la infección tiende a acechar en los lugares que visitan los atletas, tales como vestuarios, duchas y gimnasios. Sin embargo, cualquiera que se exponga al hongo puede ser infectado, no solo los atletas.

NUESTRO EXPERTISE