313 PREGNANCY TIPS AND STAGES 740X400

Estar embarazada es increíble. Durante las 40 semanas del embarazo tu cuerpo experimentara un cambio asombroso. Debajo te contamos algunos consejos para que vos y tu bebé estén saludables.

Primer Trimestre (semanas 1-12)

Hay muchas cosas sucediendo dentro de tu cuerpo ahora. Estás empezando a descubrir lo que significa estar embarazada y podés padecer algunos de los siguientes síntomas:

  • Cansancio extremo
  • Náuseas matutinas
  • Pechos sensibles o inflamados
  • Antojos
  • Cambios de humor
  • Aumento de peso

Segundo trimestre (semanas 13-28)

Podés sentir que este trimestre es más fácil que el primero. A medida que las náuseas matutinas y el cansancio disminuyen, tu panza se notará más. En breve, sentirás a tu bebé moverse. También experimentarás:

  • Dolores de espalda, estómago e ingle
  • Estrías
  • Adormecimiento o cosquilleo en las manos
  • Leve inflamación de los tobillos, los dedos de las manos y la cara

Tercer trimestre (semanas 29-40)

En este trimestre sentirás malestar porque el bebé presionará los órganos. Además de la necesidad de ir al baño con más frecuencia, también notarás:

  • Falta de aire
  • Mayor inflamación de los tobillos, los dedos de las manos y la cara (si esto se torna extremo, consultá a tu médico inmediatamente)
  • Pechos blandos que pueden despedir leche acuosa (calostro)
  • Problemas para dormir

No ignores los cambios de tu cuerpo, una pequeña persona esta creciendo dentro tuyo. Usá estos consejos para el embarazo también para realizar algunos cambios:

  • Acostate más temprano y dormí más. Seguí una dieta saludable y nutritiva.
  • Evitá los productos lácteos no pasteurizados, el queso enmohecido, las carnes frías y los huevos pasados por agua que pueden transmitir bacterias. Consultá a tu médico por una lista completa de los alimentos que debes evitar.
  • Evitá las heces de los gatos, ya que pueden contener un organismo que causa toxoplasmosis (una infección que, en los casos graves, puede causar daños serios a los ojos y el cerebro del bebé).
  • Lavá sus manos con agua y jabón frecuentemente.