Nueva Mamá Consejos Para Limpiar La Casa

Una vez que te convertís en madre, es fácil perder el tiempo que tenés para vos en el nuevo sin fin de tareas que tenés. Con el trabajo, con el cuidado del bebe, su alimentación, las compras y la limpieza de la casa, encontrar tiempo para vos puede ser complicado. Es importante recordar que el ser madre es una tarea de tiempo completo, y que al igual que otro trabajo, también necesitas tiempo para recargar baterías.

 

Elegí los productos adecuados para limpiar

Elegir los productos correctos para limpiar puede hacer una gran diferencia en la limpieza de tu casa. Los limpiadores multipropósito pueden ayudarte a mantener tu casa limpia, ahorrándote tiempo en seleccionar diferentes productos.

 

Minimizar el desorden

Minimizar el desorden en tu casa es clave para mantener la casa limpia y desinfectarla eficientemente. Mantén las superficies lo más ordenadas posibles para no tener que invertir mucho tiempo en mover objetos, lavarlos y ponerlos de vuelta en su lugar. De esta manera, podes rápidamente desinfectar las superficies. Hacete el hábito de poner las cosas en su lugar una vez que terminas.

 

Limpia de arriba a abajo

Es una buena idea limpiar cada ambiente de arriba a abajo, especialmente el baño y la cocina. De esta manera, si el piso se mancha con tierra o cualquier suciedad mientras estás lavando la parte de arriba, luego vas a poder limpiarlo al final. Lógicamente, pensar en el orden por el cual vas a limpiar la casa agiliza esta actividad para que tengas luego más tiempo para vos.

 

Compartí las tareas domésticas

Dividí y designa los roles para que todos puedan ayudar en el mantenimiento de la casa. Se dice que “muchas manos, hacen el trabajo más liviano” por lo que no dejes la tarea de la limpieza de la casa caiga sobre vos. Tener a tu pareja involucrada en la limpieza de la casa puede hacer que estas tareas sean hechas en mucho menos tiempo. Puedes asignar los trabajos más fáciles a tus hijos como que agarren sus juguetes o, en caso de hijos más grandes, poniendo y levantando la mesa y luego limpiando el lugar.

Habituarse a tener un nuevo bebé en casa puede resultar cansador y podes tomarte algún tiempo en encontrar tu ritmo. Pero, tomando algunos de nuestros consejos mencionados, vas a poder agilizar la limpieza de la casa y tener más tiempo para dedicarte a vos.