322 NAPPY CHANGING 740X400

Para ayudar a evitar el sarpullido causado por los pañales y detener la propagación de gérmenes mientras cambias a tu bebé, la buena higiene es esencial. Pero, ¿qué pañales debería usar? ¿Y cuáles son los riesgos de salud a los que hay que tenerles cuidado? Vea nuestra información sobre el cambio de pañales.

¿Cuál es el mejor pañal para mi bebé y qué otros materiales necesito?

Hay dos tipos de pañales: descartables y reutilizables ¿Cuál debería elegir?

Pañales descartables
Los pañales descartables son muy absorbentes, entonces dejan la piel de tu bebé seca, lo que ayuda a evitar el sarpullido. También son extremadamente útiles, una vez que están sucios, solo los enrollas, los metes en una bolsa y los tiras a la basura.

Pañales reutilizables
Los pañales reutilizables son menos absorbentes pero pueden ser más rentables: pueden volver a usarse una y otra vez. Para evitar el sarpullido, simplemente cambie a su bebé con más frecuencia.

Cambiadores
Los cambiadores son un lugar cómodo e higiénico para cambiar el pañal de tu bebé. Elegí uno que sea lavable y mantenelos libre de rasgaduras para evitar que se junten en él bacterias dañinas.

Consejos para cambiar al bebé

Desprendé el pañal sucio, sostené los tobillos del bebé, levantá las piernas hacia arriba y sacá el pañal dejándolo fuera del alcance del bebé.

  • Utilizá bolitas de algodón o toallitas para bebés para limpiar desde el frente hacia atrás (limpiar de atrás hacia adelante puede propagar las bacterias y causar una infección en el tracto urinario)
  • Para los varones, es mejor poner un pañal seco sobre el pene mientras los cambia, ya que la exposición al aire puede hacer que los niños orinen. Cuando esté limpio, ponga el pene hacia abajo antes de ajustar el pañal para evitar filtraciones por la cintura.
  • Doblá la cintura del pañal debajo del cordón umbilical.
  • Limpiá y desinfectá el cambiador y las superficies luego de cada uso.
  • Siempre lavate bien las manos luego de cambiar el pañal de tu bebé para evitar la propagación de gérmenes.
  • Tirá los pañales descartables en una bolsa de plástico o una bolsa para pañales y llevalo inmediatamente a un contenedor de basura que esté al aire libre.
  • Lavá los pañales reutilizables separados de otra ropa. Quitá el material sólido del pañal usando un pañuelo descartable tiralo en el inodoro. Luego lave el pañal en el ciclo "prelavado" seguido por un ciclo de agua caliente (más de 60º). De manera alternativa, usá un ciclo de agua caliente.

Sarpullido causado por el pañal

El cambio de pañales es una gran parte de ser madre primeriza. Si el pañal de tu bebé está continuamente húmedo, no se cambia con frecuencia, o si tu bebé tiene diarrea o una reacción a ciertos jabones para la ropa, puede terminar en un sarpullido —inflamación de la piel con aspecto rojizo que aparece en la colita de tu bebé—. Para tratar el sarpullido en casa:

  • Cambiá el pañal con frecuencia y usá un talle más grande para evitar el roce y promover la sanación.
  • Lavá la colita de tu bebé con agua luego de cada cambio, evitá usar jabón.
  • Secá la colita de tu bebé con suavidad y sin frotar.
  • Aplicá una crema contra el sarpullido recomendado por tu médico.
  • Dejá que tu bebé ande sin pañal por un rato para darle un poco de aire a su colita.
  • Una vez sano, considerá usar con frecuencia una pomada como barrera humectante contra el sarpullido. Usá con moderación para no sobrecargar el pañal.