Article 7

La buena higiene personal es muy importante en la sociedad actual. Mantener las manos y el cuerpo limpio es vital para detener el desarrollo y la propagación de enfermedades e infecciones. Este simple hábito no sólo beneficia a tu salud también puede ayudar a proteger a los que te rodean.

La higiene personal también tiene sus beneficios sociales. Dado que una buena rutina de higiene personal implica el cuidado de tu cuerpo y el lavado con regularidad, reduce la posibilidad de olor corporal que puede ser vergonzoso en situaciones sociales, en el trabajo o en la escuela.

¿Cómo es una buena rutina de higiene personal?

Sabemos que una buena rutina de higiene personal es importante, pero ¿dónde es un buen lugar para empezar? Hemos analizado algunos de los pasos a seguir para vos y tu familia que los ayudará a mantenerse limpios y combatir cualquier germen en el cuerpo que podría conducir a una enfermedad o malos olores.

Lavado de manos

El mejor lugar para comenzar cuando se piensa en la higiene personal es nuestras manos. Estamos constantemente usando nuestras manos, tocando muchas superficies diferentes, saludando a la gente, comiendo, escribiendo en el trabajo o jugando en la escuela. Por lo tanto, no debería sorprendernos que nuestras manos sean una de las mayores portadoras de gérmenes.

Asegurarte de que vos y tu familia practican una buena higiene de las manos, es una de las maneras más rápidas y fáciles de prevenir enfermedades como resfrio, gripe y gastroenteritis. Para detener la propagación de posibles gérmenes causantes de enfermedades, todo lo que necesitás hacer es lavarte las manos completamente y regularmente con agua y jabón. Algunas situaciones en las que siempre debés lavarte las manos incluyen:

  • Antes de comer o preparar alimentos
  • Antes de recoger a un bebé o un niño
  • Después de usar el inodoro
  • Después de toser o estornudar, o estar cerca de alguien que está enfermo
  • Después de manipular animales

Cuidado dental

Cuidando tus dientes y practicando una buena higiene bucal evitarás la enfermedad de las encías, la caries dental y cualquier infección desagradable. Recordá que siempre debés:

  • Asegurarte de que vos y tus familiares se cepillen los dientes dos veces al día después del desayuno y antes de acostarse
  • Usar hilo dental regularmente
  • Guardar tu cepillo de dientes en un lugar limpio y seco y reemplazándolo regularmente (especialmente después de una enfermedad)

Baños

Deberías tratar de tener una ducha o un baño diario con agua tibia y jabón. Durante épocas muy calurosas incluso podría ser una buena idea bañarte dos veces al día si es posible. El lavado diario es una parte importante de la higiene personal por varias razones:

  • Lavarse diariamente con jabón y agua tibia ayuda a prevenir el olor corporal porque matará a las bacterias de tu piel responsables del mal olor
  • Si sufrís de cualquier infección de la piel, tal como pie de atleta, lavando y secando cuidadosamente las áreas afectadas diariamente puede ayudar a prevenir esto.
  • Lavar tu cabello usando champú y acondicionador puede ayudar a prevenir los piojos de la cabeza que pueden generar picazón.

Ropa higiénica

La suciedad y bacterias pueden acumularse también en tu ropa. Como parte de tu rutina de higiene personal, es importante cuidar tu ropa lavándola y cambiándola regularmente, especialmente si vos o algún miembro de la familia ha estado enfermo.

La higiene personal no tiene que ser difícil. Una vez que tengas una buena rutina de higiene personal rápidamente se convierte en hábito, por lo que es muy importante que establezcas un buen ejemplo a seguir por tus hijos y animarlos a tener cuidado cuando se trata de su higiene personal.

 

FUENTES:

http://www.livestrong.com/

http://www.cdc.gov/

https://www.betterhealth.vic.gov.au/

http://www.hygieneexpert.co.uk/

http://www.webmd.com/

http://www.medicalnewstoday.com/

http://www.hygieneexpert.co.uk/

http://www.euorhealth.com/