Bannerespadol100germenes

¿Qué son los gérmenes?

Un germen, también denominado microorganismo o microbio, es un ser vivo que únicamente se puede visualizar a través de un microscopio y puede provocar enfermedades.

Los gérmenes se pueden dividir en las siguientes categorías: virus (causan infecciones y solo se reproducirán en células huésped), bacteria (organismo unicelular, una de las formas de vida más abundante que existe en la tierra, solo pueden ser vistas a través del microscopio), protozoo (de metabolismo complejo, están presentes en forma de quistes o huevos) y hongo (organismo multicelular que suele desarrollarse en lugares húmedos y cálidos)

 

¿Qué enfermedades pueden causar los gérmenes?

Enfermedades diarreicas: Las infecciones diarreicas (causadas entre otras por bacteris como E. coli, Y. enterocolítica y C. jejuni) constituyen la segunda causa de muerte más habitual entre menores de cinco años. Un análisis de más de 30 estudios revela que el lavado de manos con jabón reduce la incidencia de diarrea en cerca de un 50%. A menudo se habla de las enfermedades diarreicas como enfermedades relacionadas con el agua, cuando sería más preciso hablar de enfermedades relacionadas con los excrementos, dado que los agentes patógenos provienen de las materias fecales. Estos agentes patógenos pueden hacer que las personas enfermen al ingresar por la boca, al estar en contacto con las manos contaminadas con haces, agua potables contaminada, alimentos crudos sin lavar, utensillos sucios o manchas en la ropa. El lavado de manos con jabón interrumpe el ciclo.

Infecciones respiratorias agudas: Las infecciones agudas de las vías respiratorias como la neumonía (causadas entre otras por bacterias como Streptococcus pneumoniae y H. influenza) constituyen la principal causa de muertes infantiles. El lavado de manos con jabón reduce la incidencia de infecciones respiratorias eliminando agentes patógenos que se encuentran en las manos. Las pruebas existentes sugieren que unas mejores prácticas de higiene –como lavarse las manos con jabón después de ir al baño y antes de comer – podrían reducir el índice de infección en casi un 25%. Y un estudio realizado recientemente revela que el lavado de manos con jabón reduce el número de infecciones relacionadas con la neumonía en los niños y niñas menores de cinco años en más de un 50 %.

Infecciones cutáneas y oculares: Estudios han demostrado que el lavado de manos con jabón reduce la incidencia de enfermedades cutáneas (causadas entre otras por bacterias como Staphylococcus aeureus) y de enfermedades oculares. Es cierto que se precisan pruebas más abundantes, pero, no obstante, los estudios existentes apuntan la eficacia del lavado de manos a la hora de reducir la incidencia de estas enfermedades.

 

¿Cómo romper la cadena de infección?

La mejor manera de frenar la propagación de gérmenes es a través de una buena higiene. Algunas maneras de ayudar:

  • Lávese las manos con frecuencia, especialmente antes y después de comer, de preparar alimentos, luego de toser, estornudar, usar el baño o cambiar un pañal.
  • Cubra su nariz y boca con un pañuelo descartable cuando tosa o estornude. Ponga todos los pañuelos usados directamente en el tacho de basura y lávese las manos.
  • Trate y prepare los alimentos de manera segura. Lávese las manos y limpie las superficies con frecuencia, separe los alimentos crudos de los cocidos, cocine los alimentos cuidadosamente y enfríe los alimentos frescos o cocidos para detener el crecimiento de bacterias.
  • Las vacunas —o inmunizaciones— son una manera excelente de protegerse de las infecciones serias. Asegúrese de que su familia esté al día con las vacunaciones recomendadas por su médico.
  • Limpie y desinfecte las superficies con frecuencia, particularmente las superficies que están en contacto con alimentos o que se tocan a menudo, tales como canillas, picaportes y teclados de teléfono.

 

FUENTE: UNICEF/OMS